The Christian Post > Comentarios > Cultura|Thu, May. 27 2010 04:55 PM GMT

El Verdadero Príncipe de Persia

PorLane Palmer Traductor Gonzalo Ramirez

Finalmente los cineastas lo están entendiendo, ¿verdad? Queremos mucha acción, grandes efectos, grandes batallas en las películas que nos alejan de nuestra vida diaria y nos transportan a...

Bueno, ponle nombre a tu lugar. Hogwarts, el bosque de Sherwood, Pandora y otros tantos lugares que son simplemente increíbles para visitar durante unas horas y han capturado la imaginación y entretenimiento.

Ahora puedes ir atrás en el tiempo a Persia en el siglo sexto A.C, en una película llamada Aladdin... espera, quiero decir Principe de Percia. Se trata de una rata callejera que es adoptada por un rey y salva el día de un tipo malvado de ojos delineados llamado Jafar... perdón, quiero decir Nizam.

Sin lámpara mágica esta vez, pero sí tenemos un Dastan (Jake Gyllenhaal), con un corte heavy metal y unos bíceps extraordinariamente definidos que se abre paso a capa y espada través del riesgo y el peligro, lo cual le suma divercion a la aventura, que bien vale la pena los $50 del boleto de cine (o lo que sea que haya sido en estos días).

Aclamamos a Jake por una respetable actuación en su papel en la película, pero les voy a presentar al verdadero el Príncipe de Persia, mencionado en uno de los más locos pasajes en la Biblia:

En el vigésimo cuarto día del primer mes, estaba parado al lado del gran río Tigris. Mientras que allí de pie, levanté la vista y vi a un hombre vestido con ropa de lino con un cinturón de oro fino alrededor de su cintura. Su cuerpo era como de cuarzo amarillo brillante. Su rostro brillaba como el relámpago y sus ojos eran como el fuego. Sus brazos y piernas brillaban como bronce pulido y su voz sonaba como el rugido de una multitud. El hombre de la visión me dijo: "Daniel, Dios te ama mucho. Piensa con cuidado acerca de las palabras que yo te hablaré, y permanece en pie, porque he sido enviado a vosotros." Cuando dijo esto, me puse de pie, pero yo seguía temblando...

Me Gusta en Facebook

Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido. Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia. He venido para hacerte saber lo que ha de venir a tu pueblo en los postreros días; porque la visión es para esos días. (Daniel 10:4-6; 10-14)

Esta escena es de la vida de Daniel el profeta. él había estado orando por mucho tiempo, y se preguntaba por qué sus peticiones no eran contestadas.

¿Y por qué no obtenía una respuesta? Por lo que el ángel está hablando a Daniel, dijo que el "Príncipe de Persia" había estado luchando contra él. Esta no es una persona física, sino un demonio enviado por Satanás para detener la respuesta del ángel a la oración de Daniel.

En otras palabras, hay una guerra espiritual invisible ocurriendo hoy que hace estragos tan violentos como los hizo en aquel día. Y lo que me sobresalta es que sé que mi vida de oración no es sólo un hábito diario para dar las gracias a Dios por los alimentos y ayudarme a tener un gran día. Mis oraciones son armas de guerra. Se llaman ángeles a la acción y desatan batallas colosales. De hecho, si yo fuese capaz de testificar en realidad el combate espiritual que se libra alrededor de todo, probablemente me caería al suelo en estado de shock.

Creo que hay algo dentro de todos nosotros que nos lleva a desear ser héroe y salvar el día... y ¿adivinen qué? Usted tiene ese potencial. Cada palabra de cada oración que se desata en el alma y se escapa de su boca es un golpe impresionante en el territorio del enemigo.

Por tanto, ora por la victoria sobre Satanás en tu vida, en tu familia, por tus amigos, y por tu escuela. Ora por el evangelio para que siga adelante con poder divino y fuerza. Recuerda que la oración no es una terapia de hablarse a si mismo... es un salto paracaidista en la contienda espiritual que exige tu sangre, sudor y lágrimas.

¡Así siervos de Cristo Jesús... a las armas! ¡Suelten la bomba y pidan a Dios que traiga la lluvia y un triunfo final como para seguir adelante su causa!

Detonante: Enciende la acción

La oración es una conexión muy poderosa con Dios, que sirve como una fuerza importante en la guerra invisible entre Dios y Satanás. Esta semana, orar por tus amigos por su nombre y mirar a Dios traer oportunidades increíbles para compartir su mensaje.

Acelerador: Alimentar el fuego

"Si ustedes creen, recibirán todo lo que pidan en oración" (Mateo 21:22).

Porque en esperanza fuimos salvados. Pero la esperanza que se ve no es esperanza. ¿Quién espera lo que ya tiene? (Romanos 8:24).

Las armas con que luchamos no son las armas del mundo. Por el contrario, sino poderosas en Dios para derribar fortalezas (2 Corintios 10:4).

Obtén las últimas noticias de CP en tu correo
Obtén Alertas
Diario Semanal Visualización:Diario » | Semanal »
  • ...
  • ...
  • Lance Armstrong...
  • Pasajeron en una estación de tren esperan la reanudación del servicio en la ciudad de Sa...
No te lo Pierdas